jueves, 8 de noviembre de 2012

¡Cambiemos Juntos Univalle!




             PROGRAMA A LA REPRESENTACIÓN ESTUDIANTIL 2012-2014
 
Principios de nuestro programa:
Nuestro programa de representación estudiantil parte de dos elementos fundamentales:

  1. No será posible construir una educación de alta calidad, científica, pública y al servicio de la nación sin un movimiento estudiantil fortalecido y organizado. El accionar y participación efectiva de todos los estudiantes de la Universidad del Valle es imprescindible para esta labor.
  2. El problema de la educación superior en nuestro país es un mal estructural de carácter nacional que pasa necesariamente porque el estudiantado y el conjunto del movimiento social confluyan en una gran frente de unidad que se dedique a la construcción de un nuevo modelo de universidad, como un derecho y al servicio de las mayorías, que le aporte a la construcción de un mejor país, soberano, democrático y en paz.
  3. La representación estudiantil dedicara sus esfuerzos a la defensa de los derechos de los estudiantes de Univalle estableciendo una agenda local de discusión, organización y movilización del estamento estudiantil en un claro ejercicio de construcción dialéctica Local – Nacional – Local. 
1.    Defensa de la universidad pública. 
El neoliberalismo y sus instrumentos de asalto a la soberanía nacional, como son los Tratado de Libre Comercio, representan la mayor amenaza para la universidad pública,  lo que se evidencia en la aguda crisis financiera que viven las mismas. Nuestra propuesta parte de la necesidad que el Estado asuma la responsabilidad por el adecuado financiamiento de la universidad pública. En ese sentido, nos oponemos al modelo de autofinanciamiento en la universidad pública, mediante venta y prestación de servicios, aspecto en el que concentran todos sus recursos las facultades (profesores, grupos de investigación, laboratorios), pues con ello el estado central pretende dejar de lado su responsabilidad de financiar la educación. El desarrollo de un país con Soberanía, Democracia y Paz, requiere una universidad pública, financiada plenamente por el Estado, con acceso a universal, gratuita, con los más altos estándares científicos, técnicos, tecnológicos, artísticos y humanísticos.

      2.   Construcción de la ley alternativa de educación superior.   
    La derrotar de la lesiva reforma integral a la ley 30 de 1992 propuesta por el gobierno de Santos en 2011, le dio la oportunidad a la comunidad universitaria a nivel nacional de construir una ley alternativa de educación superior, contraria a la propuesta por el modelo neoliberal, una nueva educación para un país con soberanía, democracia y paz. Desde la Representación Estudiantil, seguiremos fortaleciendo el proceso de construcción de la ley alternativa de educación superior que adelanta el estudiantado, la comunidad universitaria y la sociedad, para dicho proceso serán imprescindibles las discusiones, el debate y las propuestas surgidas desde nuestra Universidad, sus facultades y sedes regionales,  ante los diversos escenarios nacionales. La Exposición de Motivos y los actuales adelantos en materia de articulado de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil -MANE-, serán insumos fundamentales en el proceso de construcción de la nueva ley.
     
     El deber de los estudiantes es continuar con el proceso de construcción y conquista de la nueva ley de educación superior, compromiso que se debe reflejar en el fortalecimiento de los escenarios gremiales, amplios y democráticos, que le permitan al estudiantado cualificarse y continuar con los debates sobre la universidad que requiere la nación colombiana. Así mismo la conquista de la nueva ley de educación será consecuencia de la movilización masiva y consiente de las mayorías de la comunidad universitaria y el acompañamiento de los sectores democráticos de la sociedad colombiana.  

     3.    Financiación adecuada por parte del estado.
La financiación de la Universidad Pública es indispensable para que ésta cumpla con sus fines misionales, sólo una universidad plenamente financiada por el estado puede cumplir con su misión en la sociedad, puede garantizar educación de altísima calidad, acorde con los últimos avances de la ciencia, las artes y las humanidades, con sistemas completos de bienestar universitario, con una planta docente fortalecida y en constante formación. Sólo la universidad pública puede garantizar un acceso universal a la educación superior a la población.

La plena financiación estatal permitirá las condiciones para un ejercicio pleno de la autonomía universitaria, de la libertad de cátedra, de investigación, de organización y movilización de los miembros de la comunidad universitaria, en últimas, el desarrollo de la docencia, la investigación y la proyección social en miras a una universidad al servicio de la nación y el pueblo colombiano.

Particularmente en la Universidad del Valle, el presupuesto aprobado para la Universidad en el año 2012 es de 388 mil millones de pesos de los cuales el 25% proviene de recursos que genera la misma Universidad a través de las matrículas y venta de servicios. En los últimos 10 años los recursos propios de la universidad han crecido en un 40%, mientras que los recursos que vienen el estado solo crecieron en un 14%.
Por lo anterior exigimos:

  • El aumento presupuestal para la Universidad por parte del Estado y el desembolso de los dineros que se le adeudan a la institución, ya que la inadecuada financiación denota la precaria situación en la que se encuentran las y los estudiantes, y profesores para realizar actividades académicas e investigativas.  
  • Un aumento real en la base presupuestal que se destina del PGN al sistema de universidades públicas del país, como inicio de este aumento exigimos 1 billón de pesos más para la educación superior para el 2013.
  • Democratización en la definición para la asignación y distribución del gasto. La distribución interna de los rubros debe sustentarse en la deliberación y construcción colectiva con la comunidad universitaria. De modo que permita escenarios de veeduría, control y sensatez a la hora de establecer prioridades en el gasto, que contribuyan a evitar el despilfarro, y la malversación de recursos. Un primer escenario de control y veeduría seguirá siendo la representación estudiantil.
  • Derogación de la ley 863 del 2003 que destina el 20% del presupuesto de la estampilla al pago del pasivo pensional, pues en realidad es el Estado el encargado de este pago.
  • Prioridad en la adecuación y mejoramiento de las condiciones académicas, así como la optimización de la planta física.
  • Replantear la tabla de matrícula, los mínimos y máximos que se pagan por derechos pecuniarios para todos los estratos, partiendo de estudios sistemáticos y minuciosos de los cuales deben ser garantes la administración de la universidad.
Rechazamos la búsqueda de nuevas fuentes de financiación privada por parte de la Universidad del Valle; máxime iniciativas como los préstamos con Banca Privada, las concesiones de espacios al sector privado (Hospital Universitario, Infraestructura, Cafeterías, Programas de Bienestar Universitario).
  
      4.    Calidad académica.
La calidad académica sólo es producto de la plena financiación del Estado y la autonomía universitaria, ya que así las comunidades académicas podrán desarrollar la docencia, investigación y proyección social. Por tanto estamos en contra de la estandarización de contenidos académicos, la formación por competencias, la flexibilización curricular y virtualización indiscriminada de las clases. Como representación estudiantil defenderemos los más altos contenidos científicos, técnicos, tecnológicos, artísticos y humanísticos que permitan una formación de excelencia de los estudiantes de la Universidad del Valle.

Las condiciones necesarias para el desarrollo de las actividades de la Universidad constituyen las garantías en materia de infraestructura técnica y tecnológica, material bibliográfico, insumos y elementos necesarios para la investigación y la experimentación, y en general todo lo que permite a la comunidad universitaria formarse integralmente.

La investigación debe ser  un proceso de construcción conjunta y solidaria de conocimiento por parte de la comunidad académica, teniendo como punto de partida la realidad social y como fin último el bienestar común y sus definiciones se deben dar en el marco de la autonomía universitaria y la libertad de cátedra. Consideramos que:

·  La Comunidad académica debe propender por una academia formativa e investigativa que explore riquezas naturales y humanas con una óptica propia basada en un proyecto de Nación.
·   Se deben desarrollar e incentivar semilleros de investigación conformados por estudiantes y profesores provenientes de diferentes áreas del conocimiento, basados en el trabajo cooperativo y la integralidad académica.
·         La universidad dirigida hacia el desarrollo, de la ciencia, la tecnología, la técnica, las artes y las humanidades, debe poseer espacios de estudio propicios para el progreso del estudiantado, los cuales son carentes en estos momentos dentro del campus universitario.
·    Debe haber una ampliación del material bibliográfico, en sedes regionales y la biblioteca central. 


       5.    Organización y deliberación estudiantil: libertades para su pleno ejercicio.
Las exigencias que hace la comunidad universitaria no tienen por qué convertirse en un riesgo para la vida de los estudiantes, así como los demás miembros de la comunidad universitaria, esta debe gozar del derecho a organización, la movilización y libertad de expresión. La representación estudiantil deberá ser garante de la organización gremial y democrática en la Universidad del Valle, así como también del respeto por las libertades y garantías democráticas de los sectores que componen la comunidad universitaria. 

En este aspecto la Autonomía Universitaria es indispensable, ésta le permite a las universidades darse su propio gobierno y tener garantías para el desarrollo de sus fines, implica una relación de la universidad con la sociedad que permita proponer soluciones y alternativas. Esta autonomía no genera un aislamiento entre la universidad y la sociedad por el contrario lo que busca es establecer un diálogo permanente hacia la sociedad y el Estado. La universidad no puede permitirse ser hegemonizada por intereses particulares de sectores sociales dominantes incluso al gobierno nacional, su desarrollo y rumbo deben partir de la lucha ideas interna. Debe existir autonomía desde el marco administrativo o de gobierno y académico.

Los cuerpos colegiados de la universidad, es decir, su gobierno universitario debe estar compuesto mayoritariamente por la comunidad universitaria y debe ser esta la que decida sobre su rumbo y el desarrollo de las actividades misionales. Así mismo consideramos que el Rector y los Directores de Sede deben ser elegidos de manera directa por la comunidad universitaria, bajo los mecanismos definidos por ella misma, esto como garantía del ejercicio pleno de la autonomía universitaria.

En este escenario es fundamental evidenciar los desarrollos organizativos y políticos que ha tenido el movimiento estudiantil, en el marco de la construcción de una Ley Alternativa de Educación, que debe ser acompañada y deliberada por parte del conjunto del estudiantado, con el fin de fortalecer los procesos organizativos y reivindicativos de este. La participación en estos escenarios de construcción y fortalecimiento, debe ser abierta, plural, crítica y generadora de propuesta. Finalmente frente a esto proponemos:

  • Un Consejo Estudiantil Universitario (CEU) con capacidad de promover reuniones –asambleas- estudiantiles e impulsar equipos de apoyo que sean también reconocidos institucionalmente, y realizar encuentros departamentales ocasionalmente para evaluar su trabajo.
  • Se deben erigir escenarios al interior de los programas, facultades y sedes que fuera del margen institucional levanten procesos de base con los estudiantes, que impulsen la organización y la movilización estudiantil, y que faciliten la construcción de nuevas propuestas y creaciones de los estudiantes.
  • Establecimiento de una política universitaria clara de participación para las comunidades afrocolombianas, indígenas, campesinas, LGTB que brinden garantías de participación democráticas para estos sectores.
      6.    Bienestar Universitario pleno.
Los sistemas de Bienestar Universitario se han marchitado debido a la crisis financiera de las universidades públicas, esto genera una situación que afecta directamente a los estudiantes en su proceso de formación académica ya que es un componente integral de la vida universitaria y brinda unas condiciones para la culminación de los proyectos profesionales. Se hace imprescindible que el sistema de Bienestar Universitario sea ofrecido directamente por las universidades, no a través de concesiones y en términos financieros los recursos deben ser contemplados en la destinación presupuestal del Estado hacia las universidades públicas. A través de este sistema se debe asegurar las elementales prestaciones como salud, alimentación, vivienda, transporte y el ejercicio de actividades deportivas, culturales y artísticas. 

Los trabajadores de la universidad deben gozar de las garantías laborales plenas para el desarrollo de sus labores, es por ello que nos oponemos a la subcontratación de los trabajadores docentes y no docentes.

Exigimos el aumento porcentual al presupuesto de bienestar universitario, hoy el presupuesto destinado a Bienestar en la universidad constituye solo el 2.52%. Para que éste constituya en realidad un soporte para la realización de actividades académicas, estudiantiles y demás proponemos entonces:

  • Adecuada financiación al bienestar universitario de la Universidad del Valle, que permita un efectivo apoyo socio-económico para actividades académicas, deportistas, culturales etc.
  • la creación de un comité de investigación y construcción de una propuesta de admisiones para la Universidad del Valle. Teniendo como referente la inclusión social, la equidad social, la participación social y la trasparencia.
  • Frente a la clave de ingreso nuestra propuesta es que para los estratos 1 y 2 la inscripción a la Universidad del Valle sea financiada por el estado y no tenga costo alguno.
  • Exigimos un justo procedimiento de negociación del bono económico por concepto de cafetería.
  • Conformación de un comité de trabajo, estudio e investigación que avance en la construcción de una propuesta de comedor Universitario en las diferentes sedes de la Universidad del Valle, iniciando un plan piloto de intervención en la sede San Fernando.
  • Implementación de una política seria y clara de salud para sedes regionales que permita atender las necesidades más sentidas en esta materia.
       7.    Relación de la Univalle con la Sociedad
Una universidad al servicio de las necesidades de la región  y la nación debe promover debates sobre asuntos del acontecer nacional e internacional bajo los principios de la democracia, la libertad de catedra y la autonomía universitaria. En este marco impulsaremos espacios de discusión críticos y proactivos sobre temas actuales como la Paz, la mega minería, los TLC, la reforma tributaria y demás temas claves para el país.

      8.    Regionalización: por una universidad regional de excelencia y para todos.
Nos oponemos a que el desarrollo de las Sedes Regionales esté fundamentado en la autofinanciación a través de las asociaciones público – privada (APP), con los sectores económicos. Es urgente que la Universidad del Valle asuma la responsabilidad por la operación de las Sedes con calidad, financiada con recursos públicos, con garantías laborales y de formación para el profesorado, garantías plenas en materia de bienestar universitario, en infraestructura de planta física y tecnológica, en democracia y autonomía universitaria entre otros.

Debemos propender por una universidad interconectada y relacionada entre las distintas sedes, donde los fines misionales estén orientados a fortalecer la educación de calidad al servicio de las problemática de la nación, asumiendo desde el estado una adecuada asignación de recursos para su funcionamiento, la contratación directa de docentes, y la adecuación de los espacios estudiantiles para el desarrollo de actividades académicas.

      9.    Plan de acción 2012 – 2015: la adecuación de la universidad a las necesidades del neoliberalismo.
El Plan de Acción 2012-2015 fue construido a espaldas de la mayoría de la comunidad universitaria, y en su contenido denota una clara orientación mercantilista. Este orienta las actividades misionales (docencia, investigación y la extensión) a las necesidades del mercado, a través de la formación por competencias, la virtualización y la flexibilización curricular, una adecuación más a fondo de la autofinanciación, por medio de la subcontratación de personal docente y administrativo. Como representación estudiantil daremos apertura a debates sobre el contenido de este nefasto Plan de Acción, en el marco de la autonomía universitaria, la libertad de cátedra y el más amplio debate de las ideas. Es necesario la construcción de un Plan de Acción que esté en vías de la calidad académica y el pleno de desarrollo de las actividades misionales, al servicio del desarrollo de las ciencias, las humanidades y las artes.

Es necesario por lo tanto ser desde la Representación estudiantil, un ente de denuncia, rechazo y articular la movilización estudiantil a la oposición hacia este plan, enfatizando en la necesidad de construir un Plan de Acción del conjunto de la comunidad universitaria y que obedezca a nuestras necesidades.

     10. Papel de la Universidad del Valle y su relación con el Hospital Universitario del Valle en el mejoramiento continúo de la calidad de vida de la población del sur occidente colombiano.

Financiación-Gestión Administrativa:
El Hospital Universitario del Valle desde hace varios años ha tenido que sobrevivir en medio de una crisis financiera que se agudiza cada vez más. Crisis producida por el incumplimiento de los pagos por parte de las EPS que contratan los servicios del hospital, por los escasos aportes presupuestales que da la Gobernación y por años consecutivos de mal manejo administrativo; todo enmarcado en la crisis misma del Sistema de Salud colombiano.

Esta crisis se ha evidenciado directamente en el funcionamiento diario del hospital, el cual no puede dejar de atender pacientes incluso si las EPS no consignan lo debido; y que en varias ocasiones para poder brindar un servicio acorde a las necesidades se ve obligado a contraer deudas con los proveedores y demás. Esta situación se ha venido agravando ya que la Superintendencia de Salud ha ordenado liquidar varias de las EPS (principalmente del Régimen Subsidiado) que tienen contrato con el HUV, dejando una deuda con la institución que actualmente asciende a $100.000 millones aproximadamente y al Hospital con unos pasivos totales que se acercan a los $200.000 millones.

Esta situación ha afectado al personal de planta, contratistas, docentes, estudiantes y principalmente a los pacientes que tienen que ser atendidos en condiciones de escases de recursos, implementos, reactivos, hacinamiento, etcétera.

A pesar de esta situación el HUV se ha mantenido en pie y la Universidad del Valle debe velar por la seguridad y viabilidad del mismo, ya que la relación entre estas dos instituciones trasciende la mera asociación para el desarrollo de una formación académica, esta relación debe comprender la importancia de lo público, el entendimiento de la educación y la salud como derechos fundamentales, y la visión de ambas instituciones como productoras de desarrollo y bienestar para la región.

Por lo que proponemos:
-      Que el Consejo Superior y Consejo Académico de informes periódicos de la situación administrativa del HUV y discuta propuestas hacia el mejoramiento y el saneamiento del mismo.
-       Que el Consejo Superior y Consejo Académico haga exigencias públicas del pago de la deuda al Hospital.
-   La Universidad debe dirigir el HUV, esto siempre y cuando el gobierno nacional, departamental y municipal garanticen las condiciones para que se cumpla dicho propósito.

Docencia-Prácticas:
La Universidad del Valle y el Hospital Universitario del Valle-Evaristo García, históricamente han sido referentes en cuanto a la labor que desempeñan en la sociedad. La Universidad del Valle como institución educativa de nivel superior y generadora de conocimiento y el Hospital Universitario mediante la prestación de servicios de salud de diferentes niveles y promoción de vida saludable inciden directamente en la salud y el bienestar de la población, siempre bajo la consigna de la equidad y la justicia social.

El H.U.V. ha sido desde sus inicios centro de enseñanza de las prácticas formativas de los diferentes programas de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, razón por la cual se ha presentado un convenio docencia servicio entre el H.U.V. y la Universidad del Valle que propende por el mejoramiento continuo de las condiciones de formación de los futuros profesionales en el área de la salud, sin embargo, las condiciones actuales de estas dos instituciones, debidas a la implementación de la ley 100 y ley 30, no permiten que este convenio, que en otras condiciones las convertiría en centros de referencia académica, clínica, investigación y de intervención social a nivel latinoamericano, muestre los resultados deseados.

En los últimos años, el Hospital Universitario del Valle, debido a su constante desfinanciación se ha visto obligado a generar convenios con instituciones de educación superior del campo de la salud, ofreciéndose como sitio de prácticas para estas.

La representación estudiantil propone:

  • Velar porque los convenios que se han desarrollado entre la Universidad del Valle y el Hospital Universitario del Valle prioricen esta relación frente a las que se puedan presentar con otras instituciones. Para ello es importante que exista una estrecha relación entre las directivas del hospital y de la universidad. Pensando a futuro, la universidad debe ser quien dirija el HUV. Esto siempre y cuando el gobierno nacional, departamental y municipal garanticen las condiciones para que se cumpla dicho propósito.
  • Fortalecer el convenio docencia servicio entre las dos instituciones.
  • Afianzar las relaciones de los docentes y los estudiantes con el H.U.V. con el objetivo de la mejora continua de la prestación del servicio de salud y la formación con calidad académica.
  • Crear mecanismos de veeduría frente al tiempo dedicado a las prácticas de los estudiantes por parte de los docentes nombrados por la Universidad para dicha labor.
  • Las prácticas clínicas realizadas por parte de los estudiantes de la facultad de salud de la Universidad del Valle en las instalaciones del H.U.V. deben ser consideradas como fundamentales para el proceso de formación de los futuros profesionales de la salud. Esto es, se debe priorizar las prácticas de los estudiantes de la Universidad del Valle en el H.U.V. frente a las que se desarrollan en otras instituciones.
  • La universidad debe articular su trabajo entre la comunidad universitaria y la del Hospital por la defensa del HUV y la salud pública en el país.
  • Garantizar espacios de discusión en defensa del HUV y de la salud pública dentro y fuera del campus Universitario.
  • Que la elección del director general de dicha E.S.E. se haga por parte de la Escuela de Medicina de la Universidad del Valle, siendo esta persona docente de dicha facultad y escuela.
  • Participación de un representante de los estudiantes de posgrado y pregrado en la Junta Directiva del Hospital Universitario del Evaristo García E.S.E.
  • Veeduría permanente de la administración del Hospital Universitario del Valle Evaristo García E.S.E. por parte de la Universidad del Valle.
11.  Discapacidad y universidad
La Universidad del Valle se presenta como un espacio social, cultural y académico que posibilita el desarrollo de los individuos, los cuales poseen formas diversas de funcionamiento, es por eso que se deben plantear las condiciones que permitan el desenvolvimiento y la participación de todos acorde con las características y necesidades particulares de cada uno.

En la actualidad la Universidad del Valle presenta recursos tecnológicos, ofrece ayudas económicas a los estudiantes y se han realizado algunas adecuaciones arquitectónicas para eliminar las barreras de los individuos con diversidad funcional en los espacios físicos y sociales de la universidad pero aún no se implementa una política institucional integral en discapacidad y por ello se ve en detrimento el desenvolvimiento adecuado del estudiantado.

Desde la representación estudiantil se proponen los siguientes puntos:
  • Visibilizar las diferentes situaciones de exclusión que pueden llegar a menoscabar el derecho a la participación de los estudiantes en situación de discapacidad de la Universidad del Valle.
  • Propender porque la universidad sea un espacio accesible, participativo e incluyente fortaleciendo la movilización social y el reconocimiento de la diversidad en la Universidad del Valle a través del apoyo hacia las actividades que promuevan la reflexión crítica  sobre la discapacidad en la universidad.
  • Apoyar a los diferentes grupos y colectivos estudiantiles que se empeñan por mejorar las condiciones en las que se desenvuelven los estudiantes en situación de discapacidad de la universidad del Valle.