jueves, 14 de marzo de 2013

DENUNCIA PÚBLICA



El día de hoy miércoles 13 de marzo de 2013 alrededor de las 1:10 pm en las canchas del CDU de la sede Meléndez cercanas al centro comercial Aventura Plaza, aterrizó un helicóptero de la policía nacional de Colombia, suceso que causo gran conmoción entre la comunidad universitaria que se encontraba en los alrededores de la zona, el helicóptero que había sobrevolado la universidad por más de 15 minutos previos al descenso permaneció por más de 30 minutos al interior de nuestro campus hasta que una ambulancia y personal pre-hospitalario trasladaron a un individuo aparentemente herida a la clínica Valle del Lili.

Varios estudiantes que cuestionaron a los sujetos armados dentro de nuestro campus recibieron distintas y contradictorias versiones (se tomaron registros fílmicos) tanto sobre la causa del descenso como sobre el número supuesto de heridos, finalmente fue una sola persona la que se trasladó en ambulancia hasta la clínica, que dicho sea de paso cuenta con un helipuerto utilizado de manera rutinaria por varios aeronaves militares sin que esta situación se hubiera presentado antes.

Esta acción que se da aparentemente en el marco de una actividad de carácter humanitario deja muchas dudas con respecto a su procedimiento y razones, más aún cuando es la tercera vez en tiempo reciente que una aeronave militar desciende sobre nuestro campus, recordemos que durante la realización de la Minga social y comunitaria en el año 2008 las fuerzas militares realizaron una provocación aterrizando por breves segundos un helicóptero del cual descendieron periodistas de RCN lo que generó dificultades en la actividad legitima que realizaban las comunidades.  

La presencia de policías o militares en nuestra Alma Mater es indudablemente un gran riesgo para nuestra comunidad universitaria que aún no olvida el asesinato de Jhonny Silva a manos de la misma policía que hoy violentó nuestra sede Meléndez. Una institución con pérdida de la credibilidad y que ha utilizado toda serie de mecanismos y engaños para fustigar la resistencia de nuestro pueblo (el ejemplo más reciente lo vimos en la violencia aplicada con saña contra los campesinos caficultores y cacaoteros) no debe excusarse en actos aparentemente humanitarios para realizar provocaciones y pisotear la autonomía universitaria.

Rechazamos la vulneración a nuestra autonomía y el riesgo que implica la presencia de policías o militares para la integridad física y la vida de quienes a diario trasegamos en los caminos de la academia, la  cultura, el deporte, la política y todas las expresiones naturales a un espacio universitario como el nuestro.

Exigimos a la dirección de la universidad una explicación clara a dicha situación y un rechazo vehemente frente a acciones confusas que terminan imponiendo graves peligros para nuestra comunidad.




Luis Fernando Taylor
Representante estudiantil al consejo superior.

Anderson Ospina
Representante estudiantil al consejo académico